LO BUENO SI ES SANO DOS VECES BUENO

Gracias a su contenido en grasas saludables, además de vitaminas y nutrientes. Los frutos secos, son compañeros del hombre desde su primer consumo. Su uso como medicina resulta muy fácil, ya que con tan solo 20gr (un puñado), es suficiente para obtener  beneficios.

Este completo alimento, está incluido por la OMS, en los recomendables para una dieta saludable. Para un correcto consumo, debemos evitar las presentaciones atractivas, en las que están tratados (fritos y con sal). Y optar por su ingesta natural cruda.

AVELLANAS 1 nuts-2837866_960_720 PISTACHOS

 

 

 

 

 

Aunque no son milagrosos, (por si solos no curan enfermedades), son un complemento válido para combatir y tratar dolencias, asi como necesidades físicas. Están muy unidos a la longevidad. Además dependiendo de qué problema tengamos, hay un fruto seco que ayuda a mejorarlo.

 

 

 

 

COLESTEROL: Aunque todos los frutos secos, ayudan a mantener una buena salud cardiovascular. Las avellanas y almendras contienen ácidos grasos mono insaturados que ayudan a equilibrar los niveles de colesterol en sangre. Por otro lado nos encontramos con las nueces, que son el único fruto seco que contiene grasas poliinsaturadas (omega 3). Que además de reducir el colesterol, rebajan la tensión arterial y previenen otras enfermedades cardiovasculares.

 

ESTREÑIMIENTO: si son conocidas por algo las ciruelas, es por su efecto casi volcánico sobre nuestros intestinos. Contienen más del 7% de fibra. Aunque menos populares, los pistachos contienen más fibra, casi un 11%. Otros frutos secos que aportan gran cantidad de fibra son las nueces. De ahí que diversos estudios, apuntan que dietas altas en fibras vegetales, pueden reducir el riesgo de cáncer de colon.

 

SOBREPESO: Aunque mucha gente piensa que los frutos secos engordan, es más bien lo contrario, si se consumen en cantidades razonables, el efecto es más bien el opuesto. Quienes consumen frecuentemente frutos secos, tienen menos riesgo de desarrollar obesidad. Gracias a su índice de saciedad, mantienen nuestra hambre a raya, por lo que se alarga la ingesta de otros alimentos. De esta manera se evita el picotear, e ingerir otros alimentos que favorezca la acumulación de grasa.

Ideales resultan las almendras, nueces y avellanas, por su calidad de grasa.

 

EMBARAZO: Desde hace algunos años, se receta a las madres gestantes ácido fólico, para prevenir defectos genéticos, en las primeras semanas de embarazo. Tanto los cacahuetes como las avellanas, contienen gran cantidad de ácido fólico. Por lo que es ideal para acompañarnos durante todo el embarazo, sin sustituir el tratamiento prescrito por nuestro médico de ácido fólico.

 

DIABETES: los oligoelementos, son minerales necesarios. Tales como el manganeso, calcio, fósforo, magnesio, cobre, zinc, etc. Los anacardos, contienen abundante cantidad de magnesio. Este oligoelemento, es excelente contra la resistencia a la insulina. Lo que evita el desarrollo de diabetes. También son ricos en magnesio las almendras y los piñones. Los pistachos son los frutos secos más ricos en potasio. La carencia de este mineral, es un factor de riesgo para la diabetes.

 

CEREBRO Y DEMENCIA: el deterioro cognitivo e intelectual, es preocupante. Para su prevención hay múltiples  estudios, en los que se destaca la importancia de los frutos secos en su prevención. Como hemos visto con anterioridad mejoran la función de los vasos sanguíneos, así como la oxidación y la inflamación. Lo que favorece la función cognitiva, evitando que se debilite y deteriore. La vitamina E, es fuente de fortaleza que ayuda a protegernos de enfermedades mentales. Las almendras y avellanas son las que más cantidad de esta vitamina contienen.

 

PROBLEMAS DERMATOLÓGICOS: Nuestra piel, está continuamente sometida a agresiones medio-ambientales.  La cualidad anti oxidante de los frutos secos, influye en todas las células del organismo, neutralizando los radicales libres. La vitamina E, es imprescindible para el mantenimiento de una piel saludable. Es foto protectora, antiinflamatoria y ayuda a curar heridas. Almendras y avellanas de nuevo, son las protagonistas.

 

MENSTRUACIONES DIFÍCILES: Las vitaminas del grupo B, son beneficiosas en el tratamiento para síntomas premenstruales. En este caso el pistacho que contiene 1.7mg por 100gr es nuestro rey de la vitamina B6.

 

DOLORES DE HUESOS Y ARTICULACIONES: El calcio es un gran aliado para nuestra estructura ósea. Este interviene en la mineralización de los huesos. Las almendras aportan mucho calcio, 269mg por cada 100gr. El zinc, es otro mineral que ayuda a la formación de los huesos. Son los piñones, los que mayor porcentaje de este mineral contienen.

Estas son sólo algunas de las bondades de estos “frutos”. Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, en una de sus acepciones. El fruto es el  Producto o resultado obtenido. Pues bien, lo cierto es que los resultados de la ingesta de frutos secos van más alla de nuestro paladar como hemos podido observar. Son ricos (nunca mejor dicho), en todos los aspectos.