CASTAÑAS Y PANELLETS, PARA RECORDAR A LOS QUE YA NO ESTÁN.

castañada 5

Esta fiesta es una evolución de otra llamada Samhain. De origen celta tiene más de 3.000 años de antigüedad. La noche del 31 de octubre, se encendía una hoguera para celebrar el final de la cosecha. Se vaciaban nabos y calabazas, colocando dentro una vela para ahuyentar los malos espíritus. Esta fiesta no se celebra en todas las comunidades, ahora bien en las que sí, la castaña es la protagonista. En Asturias, se la conoce como Amagüestu, en Cantabria Magosta, en el País Vasco Gaztainerre, en otros sitios es Chaquetía o Calbotá. Y una de las más populares es la catalana “Castanyada”. En la que además de asarlas, se acompañan de unos dulces típicos de estas fechas llamados Panellets. Estos dulces elaborados con frutos secos, huevo, azúcar y boniatos.

CASTAÑADA 10

En el paleolítico los seres humanos se alimentaban de castañas y bellotas. Los romanos, promovieron la expansión de su cultivo. Y se convirtió en la base de la alimentación tanto del fruto entero, como molido para hacer harina. A finales del siglo XVIII, con la llegada de América de la patata y el maíz, las castañas perdieron su protagonismo. La noche de la castañada comienza preparando una hoguera, una vez se han conseguido las brasas, se coloca sobre ellas un cilindro metálico con agujeros. Sobre él  se extienden las castañas a las que previamente se las hace un corte, para que no salten o exploten. En estas mismas brasas, se pueden hacer los boniatos. Los panellets, se elaboran con una masa dulce hecha con azúcar, almendra cruda molida, huevo y ralladura de limón, con textura suave y esponjosa. Por el exterior se recubren con clara de huevo, y encima una capa de piñones. Se hornean y después se dejan enfriar. Acualmente hay más variedades como chocolate, cafe, coco, membrillo, etc. La castañera: es el símbolo de estas fechas. En los colegios, los días previos a esta fecha, los niñ@s cantan canciones típicas de este personaje, y se hacen talleres donde se les enseña a elaborar panellets. El personaje es una mujer anciana, vestida de manera humilde, con un pañuelo en la cabeza, ante un asador de castañas, para vender por las calles.

El ingrediente principal de los panellets son los bollos de mazapán. El origen de estos bollos data del siglo XVIII, cuando tenían un carácter sacramental. Se entregaban panecillos pequeños como ofrenda a la iglesia o a las tumbas de los difuntos. También se cree que esta tradición puede venir de los árabes por el tipo de masa utilizada. Es un alimento con alto contenido calórico, por este motivo era perfecto para las largas y frías noches cercanas al día de Todos los Santos, durante los cuales se hacía vigilia. Aunque hay muchas variedades, el de piñones sigue siendo el más popular. De cada cuarenta panellets que se venden 30 son de piñones. Este año los liofilizados, son los más innovadores, elaborados con frutas deshidratadas y rehidratadas. En cuanto a su consumo, debido a las altas temperaturas inusuales para estas fechas,  no serán tan grande. Alrededor de 250.000 kg de este dulce, que aunque parece una cifra muy alta, en otros años debido al frío típico se ha consumido mucho más. Es un dulce muy puntual, ya que pasadas estas fechas su consumo es nulo. Su precio es considerado elevado, pero si tenemos en cuenta, el precio de sus ingredientes, y su elaboración, no resulta caro. Su precio oscila entre los 40 y 55€ el kg.